EducaMiró

«Arrelart» – Proyecto de intervención socioeducativa

Publicado el 3 junio 2019

El sábado 1 de junio se ofreció, bajo la supervisión del Departamento de Educación y Actividades de la Fundació Miró Mallorca, un taller diseñado y ejecutado por Tomàs Colom y Aina Balle, alumnos en prácticas del Grado de Educación Social de la Universitat de les Illes Balears.
El taller estaba formado por un cuentacuentos sobre la vida itinerante de Joan Miró y una dinámica en la que pintar camisetas. El objetivo era mejorar la integración social y para ello se ofreció la Fundació como sede de dinamización comunitaria.

Los participantes fueron familias con niños y niñas de 3 a 12 años, las cuales viven en las proximidades de la institución y colaboración con Cáritas y los Servicios Sociales de Ponent.

En primer lugar se dio la bienvenida a las familias en la entrada de la Fundació. A medida que los y las participantes iban llegando, el equipo se presentaba e iba identificando a los menores. A continuación se ofreció un breve recorrido por los diferentes espacios que conforman el museo y los participantes tuvieron la oportunidad de visitar la Fundación con más detenimiento de forma gratuita a lo largo del mismo día.

La actividad empezó en los jardines de la Fundació con una introducción para aproximar la figura de Joan Miró a las familias: se les explicó quién fue, cuáles fueron sus inquietudes, cuáles eran sus colores favoritos y porqué es importante su relación con la naturaleza.

Seguidamente se relató un breve cuento que ligaba la figura de Joan Miró, la naturaleza y la diversidad de culturas. En el cuento, Joan Miró soñaba que se convertía en un pájaro y volando daba la vuelta al mundo. Primero visitaba la gran ciudad de Nueva York, lo cual le resultaba muy enriquecedor y le enseñaba una forma de vivir muy diferente a la mallorquina. Seguía volando, parando en Japón, donde aprendía el arte de la meditación y perfeccionaba el trazo tan usado en la caligrafía japonesa. En su viaje también paraba en distintas ciudades africanas, donde se enamoraba de los colores de la ropa y de la naturaleza que allí encontró. De camino a casa, Miró descubre todos los pueblos que comparten el mar mediterráneo y sus colores y culturas. Con todo ello, Miró se da cuenta de la importancia que tiene respetar los espacios comunes.

Una vez terminado el cuento, se invitó a los participantes a recoger diferentes objetos y elementos de la naturaleza para realizar la posterior dinámica plástica.

Dentro del espacio educativo, se explicó a los niños y a las niñas como colocar las camisetas para poder trabajar cómodamente y se les invitó a pintarlas con los objetos que previamente habían recogido o lo que éstos les sugerían.

Todos nos pusimos manos a la obra y aquí os dejamos una muestra de los resultados.

Finalmente, una madre que había participando en el taller, y como muestra de agradecimiento por la actividad realizada, se ofreció a realizar tatuajes de henna típicos de su país.

* * *
One comment
  1. PAOLA dice:

    Muchas gracias desde Càritas por esta jornada maravillosa.

Publica un comentario