Edificio Moneo

El edificio Moneo, sede actual de la Miró Mallorca Fundació se inauguró en 1992. Proyectado por el arquitecto Rafael Moneo es el resultado de la donación de Pilar Juncosa, viuda de Miró, a la ciudad de Palma.

  • Espacio de exposición

    • Espai Estrella
    • Espai Zero
  • Fechas

    • 3 junio 2016 — 11 junio 2017
  • Inauguración

    • 3 junio 2016
    • 19:00
Exposiciones

Joan Miró. Miradas a la colección

3 junio 2016 — 11 junio 2017

La exposición “Joan Miró. Miradas a la colección” presenta al público una selección de obras que conforma una parte important de los fondos artísticos de la Miró Mallorca Fundació. Se incluyen 146 obras entre pintura, dibujo, escultura y obra gráfica que muestran la variedad de materiales, técnicas y procedimientos utilizados, y que testimonían este afán insaciable de búsqueda que caracterizó la trayectoria creativa de Miró.

“Este lugar es maravilloso, tienes que visitarlo algún día, es muy internacional y, al mismo tiempo, muy aislado del resto del mundo.”

Carta de Joan Miró a Pierre Matisse, 17 de abril de 1954.

Una fotografía de Joan Miró, datada en 1956 y tres obras de gran potencia expresiva, en su gesto y tratamiento del color (Sin título, 1978; Sin título, 1978 y Sin título, 1978) nos dan la bienvenida. “Miradas a la colección” nos introduce en el universo creativo del artista, en el mismo edificio que proyectó el arquitecto Rafael Moneo en 1992 y que constituye un lugar idóneo, un espacio destinado a acoger y a mostrar al público la esencia de la creación mironiana correspondiente a su última etapa.

Joan Miró

Sense títol

  • 1978
  • Oli damunt tela
  • 100 x 80,5 cm
  • FPJM-26

Joan Miró

Sense títol

  • 1978
  • Oli damunt tela
  • 100 × 80,5 cm
  • FPJM-27

Joan Miró

Sense títol

  • 1978
  • Oli, acrílic i guix damunt tela
  • 146 × 114 cm
  • FPJM-16

Los dibujos que a veces hago antes de realizar algunas telas son un documento íntimo… me sirven para llegar a una depuración plástica completa

Raillard, Georges, Conversaciones con Miró. Barcelona, Granica, 1978, p. 46.

La exposición se abre al visitante con una interesante representación de dibujos sobre diferentes materiales como papel o cartulina, que nos muestra la predilección del artista por los papeles reutilizados sin importarle la estética y enriquecerlos, en su conjunto, con color a través de técnicas como tinta china, gouache, pastel, bolígrafo, lápiz de cera o de grafito. Constituyen un claro exponente de los sueños que habitaron en el imaginario de Miró y que nos revelan a menudo las virtudes de su pintura. Estos dibujos son sólo estudios para pintura, sino obras por derecho propio.

En la parte central del espacio, la escultura Personnage, 1973, nos recuerda el Miró de los años treinta en su intento de “asesinar la pintura” cuando utiliza elementos heterogéneos en la composición. La obra dialoga con los dibujos preparatorios Femme I; Femme II; Femme, 1973, uno de los cuales nos revela el estudio previo que realizaba el artista para la elaboración de la escultura.