Actualidad, Prensa

Miró vs Madoz. El arte de dar vida a los objetos cotidianos

Publicado el 28 mayo 2021

La cara y la vida oculta de los objetos

"Para mí es importante guiarme de mi propia percepción y no limitarme a pasar a imagen la palabra. Lo que me interesa es la idea de hallazgo, de descubrimiento, de percibir el misterio en lo cotidiano", Chema Madoz.

  • © Chema Madoz, 2021.

La obra del fotógrafo español Chema Madoz se caracteriza por dirigir su primera llamada de atencióna nuestro entendimiento y no a nuestra sensibilidad. Los objetos que pueblan las instantáneas de Madoz nos plantean ante todo un problema lógico que como espectadores competentes tenemos que resolver. El espectador tiene que recorrer hacia atrás el largo proceso de análisis y abstracción que el fotógrafo ha recorrido hacia delante hasta toparse con el nexo (oculto a veces, manifiesto otros) que permite asociar los elementos (generalmente dos) que reúnen muchos de sus objetos imposibles.

Varios elementos tienden a subrayar lo que de disociativo hay en los objetos del artista. De entrada, los objetos se encuentran materialmente separados de su entorno: se nos ofrecen sobre fondos homogéneos, descontextualitzados de su ambiente cotidiano e insertados en un mundo lejano, ajeno aunque extrañamente familiar. Como si solo así, sacados de su lugar natural, abstraídos de la red de relaciones que mantienen con el resto de las cosas, revelaran su esencia más profunda, esta que habitualmente nos ocultan.

En palabras del propio Madoz “Los objetos me rodean en mi estudio, los voy almacenando. Muchas veces conservados tal como han sido fotografiados y otras como material de trabajo reciclable. Es impresionante la carga que tienen los objetos, cómo son algo a lo que nosotros dotamos de esta capacidad evocadora. Los relacionamos con momentos de nuestra vida, con personas, con ideas. Para mí fue el descubrimiento a la hora de empezar a trabajar con ellos.”

  • © Chema Madoz, 2021.

La importancia capital del objeto dentro del universo creativo de Madoz es precisamente el nexo de unión principal con Joan Miró y los talleres de creación que están a la Fundació Miró Mallorca. Tal y como señalaba William Jeffett en su ensayo “Joan Miró y el objeto”, en del catálogo de la exposición Miró y el objeto de 2015, Joan Miró tuvo siempre un gran interés por el objeto, que marcó varias fases en el desarrollo de su pintura y, finalmente, lo llevó a la escultura. Desde muy joven, Miró ya empezó a coleccionar una amplia variedad de objetos y hallazgos cotidianos que reunía en sus estudios.

Miró coleccionaba objetos ordinarios, entre ellos enseres de cocina y otras herramientas hechas de madera, recipientes de cerámica tradicional, raíces, piedras, huesos, trozos de madera, juguetes, figuras de pesebre y siurells, los tradicionales silbatos de terracota mallorquines. El propio Miró relató a Georges Raillard la importancia del objeto cuando lo dijo que los objetos que veía le servían como estímulo, pero que el resultado en su obra eran formas analógicas.

La Fundación alberga una colección de más de 3.000 objetos ubicados principalmente en los dos talleres de creación: Taller Sert y Son Boter y convivieron con Joan Miró durant los casi treinta años que Miró estuvo en Mallorca, hasta su muerte en 1983. Todos este objetos rodeaban al artista, le sugerían formas, emociones, pensamientos y conformaban aquello más próximo al artista y en sus momentos de creación, dado que estaban también en sus estudios.

  • Chema Madoz

Breve perfil de Chema Madoz:

Chema Madoz, nació a Madrid en 1958, estudió Historia del Arte simultáneamente con estudios de fotografía en el Centro de Enseñanza de la Imagen. Aquí empieza su carrera como artista fotográfico desarrollando en muy poco tiempo un estilo propio. El objeto y la poesía visual en un marco de estilo surrealista, minimalista y conceptual confiere a sus obras un sello único y personal. Premio Nacional de Fotografía en 2000, Premio Kodak y Premio Higasiwaka de fotografía en Japón, son algunos del galardones que ha recibido este artista

Antecedentes y motivación:

La Fundación, siguiendo la voluntad de sus fundadores, convoca cada año una nueva edición de los Premios y Becas Pilar Juncosa y Sotheby’s con distintas modalidades. La convocatoria de Premios y Becas Pilar Juncosa & Sotheby’s 2018 contó con la creación de un nuevo premio de edición de obra gráfica dotado con 10.000 €. El objetivo de este Premio era la realización de un proyecto de edición en el cual se promuevan la investigación y la experimentación de técnicas y procesos dentro del ámbito de la gráfica y la obra seriada, incluyendo todas las técnicas de grabado, xilografía, litografía, serigrafía, aplicación de nuevas tecnologías, fotografía, etc.

Este nuevo premio fue aprobado por unanimidad por todos el miembros de la Comisión de Gobierno, órgano de gestión de la Fundación, en la sesión 110 del 16 de marzo de 2018. Por lo tanto, la Fundación ha destinado esta dotación económica para realizar la Edición Especial de un proyecto de obra gráfica vinculado a Chema Madoz. Las obras de Chema Madoz se han editado en los Talleres de Obra Gráfica de la Fundación.

Por su parte, el fotógrafo español ha aportado la parte artística y creativa y el número de ejemplares de obra realizada se ha dividido en partes iguales. Los ejemplares de la Fundación formarán parte de la colección y una parte estará disponible en la tienda. Todas las obras están numeradas y firmadas por su autor. Las fotografías de Chema Madoz se podrán adquirir en la tienda de la Fundación de manera unitaria (3.750 € + IVA) o la edición completa de las 3 fotografías (10.000 € + IVA).

* * *
No hay comentarios

Publica un comentario