Prensa

Los grafitos de Son Boter se inventarían y adquieren vida

Publicado el 22 junio 2018

Contacto

Comunicación y Marketing
Fundació Miró Mallorca
Carrer de Saridakis, 29
07015 Palma
Tel. +34 971 701 420
Fax +34 971 702 102
comunicacio@miromallorca.com

Los grafitos de Son Boter nos hablan del proceso creativo más íntimo de Joan Miró 

Joan Miró vivió y trabajó en Mallorca durante casi tres décadas. En Son Boter trabajó durante más de 20 años y durante este periodo, como un niño ante un lienzo en blanco, utilizó las paredes y los muros de esta casa mallorquina de finales del s. XVII, como una tela gigante que le permitía trabajar sus bocetos escultóricos y obras de gran formato.

A finales de 2017 la doctora en Historia del Arte Elvira González Gonzalo y el fotógrafo Toni Málaga inician un proyecto de inventariado de los grafitos de Joan Miró en Son Boter a petición del director de Miró Mallorca Fundación, Francisco Copado.

Enric Juncosa, Elvira González y Toni Málaga

 

La metodología  utilizada para realizar este trabajo ha sido la que se usa en contextos arqueológicos, es decir, la que partiendo de una ficha de cada uno de los elementos estudiados, permite llegar al más amplio conocimiento , identificación y localización, no sólo de cada grafito a escala unitaria, sino del conjunto de los murales artísticos que se encuentran en casi todos los muros de la posesión mallorquina de finales del s. XVII, catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1992.

En total se han distinguido 57 unidades de grafitis, con entidad propia, en la casa de la posesión de Son Boter. También se han analizado un total de 10 murales compuestos de una o varias unidades esgrafiadas. Este inventario ha permitido descubrir también que muchos grafitos son pentimenti de su creador. Es decir que algunos de ellos sufrieron múltiples cambios y alteraciones mientras Miró, su autor, los iba creando.

  • Imatge d'un dels grafits de Son Boter

En cada una de las fichas de los murales y grafitos que se han inventariado los apartados que se ha definido son: número de inventario, ubicación, medidas, pigmento, descripción, observación y estado de conservación. Se han realizado fotografías de cada unidad de estudio y también se ha hecho una comparativa del trabajo realizado con algunas fotografías de Josep Planas Montanyà hechas a finales de los años sesenta y que han permitido comparar y reparar en el estado actual de los grafitos.

Elvira González en Son Boter tomando medidas de los grafitos

La medida de los diferentes dibujos es lo más aproximada posible a la real, dada la fragilidad de la superficie de cal de los muros, que ha impedido acercar demasiado la barra métrica metálica que permite realizar estas mediciones. En este sentido y, por este mismo motivo, también se ha desestimado el calco mural por contacto y se ha optado por la ampliación de fotografías que han permitido el calco posterior del grafito mediante papel vegetal, reproduciendo el trazo, como si se tratara de la misma pared.

Por otra parte, las fotos de Planas Montanyà ponen de relieve que sin los objetos que acompañaban los grafitos, que estaban depositados en el suelo y apoyados en la pared, y que muchas veces recibían la indicación oportuna con la flecha pintada en el muro, no se llega a entender bien el resultado de estas creaciones murales. La retirada de estos elementos -sillas, cajas con objetos, molinos de mano, etc., o bien las azadas y herramientas del campo, etc.- hace incomprensible el argumento final de Miró, que quiere dar una tercera dimensión a la plasmación básica de las figuras murales.

Els Grafits de Miró a Son Boter. Inventari © Elvira González Gonzalo 2017-18

inventari_grafits-mir_son-boter_2017-18_elvira-gonzlez-gonzalo

inventari_grafits-mir_son-boter_2017-18_elvira-gonzlez-gonzalo.pdf
960 KB
Descargar

clipping_premsa_sonboter

clipping_premsa_sonboter-1.pdf
2 MB
Descargar
* * *
No hay comentarios

Publica un comentario