• Fechas

    • 28 junio — 2 septiembre 2018
  • Inauguración

    • 28 junio 2018
    • 20:00
Exposiciones

Miró, origen revelado. Juan Baraja y Rif Spahni

28 junio — 2 septiembre 2018

El fotógrafo recorta objetos de la realidad, fragmenta el entorno en imágenes, abstrae y proyecta en sus fotografías su modo subjetivo y creativo de acercarse a la realidad. En palabras de R. Barthes, lo que la Fotografía reproduce al infinito únicamente ha tenido lugar una sola vez: la Fotografía repite mecánicamente lo que nunca más podrá repetirse existencialmente.

A través de esta exposición, las fotografías de Juan Baraja y Rif Spahni nos invitan a realizar una inmersión en el universo mironiano de creación, a revelar el origen de unos espacios tan íntimos y tan ligados a Joan Miró durante toda su vida. Las obras gozan de una lírica poética y de una sutileza extraordinaria, acercándonos a la realidad de los espacios que pasan de forma inadvertida para la mayoría de nosotros y que la mirada particularísima de los dos fotógrafos ha sabido captar.

Miró, origen revelado. Juan Baraja y Rif Spahni es un proyecto expositivo conjunto entre el Casal Solleric y Miró Mallorca Fundació que une, por primera vez, el trabajo de los fotógrafos Juan Baraja (Toledo, 1984) y Rif Spahni (Mallorca, 1972). La exposición está formada por 32 fotografías de ambos artistas que, sin conocerse, sin trabajar de forma conjunta antes, han realizado en los talleres de creación de Joan Miró: Taller Sert y Son Boter.

La planta baja, Espai Born y la planta entresuelo del Casal Solleric son las salas donde se exponen las fotografías. Un recorrido que invita en primer lugar a detenerse en el Taller Sert, donde se han creado las 15 obras de Juan Baraja. El protagonismo lo concentra la luz del Mediterráneo, los reflejos de los colores del edificio en el blanco de las paredes, la textura de los materiales constructivos, algunos objetos del interior del taller y los detalles arquitectónicos de este excepcional edificio.

A continuación, el visitante asciende las escaleras que comunican el primer espacio con la planta entresuelo, adentrándose en un universo de detalles ligados al proceso pictórico de Joan Miró en el estudio de Son Boter. Las 17 obras de Rif Spahni sugieren formas abstractas más allá de su condición de restos pictóricos de obras tan significativas como el tríptico Feux d’artifice I-II-III, 1974.

Juan Baraja

En noviembre de 2015 Juan Baraja se encontraba realizando una residencia artística en el Centre d’Art Contemporani Addaya de Alaró cuando, de forma casual –o no–, la fuerza arquitectónica y creativa del Taller Sert se cruzó en su camino. Trabajó durante varias semanas en Miró Mallorca Fundació y captó a través de su mirada y sus fotografías detalles arquitectónicos del edificio y algunos objetos del interior que sin duda, escapan a la mirada ajena de cualquiera de nosotros, dando lugar al proyecto Sert-Miró.

La luz, la claridad y la pureza compositiva, el detalle de lo concreto en lo general y un excelente conocimiento técnico y artístico de sus obras son características de este excepcional fotógrafo paciente en el trabajo, meticuloso, observador y honesto, con influencias fotográficas de la Escuela de Düsseldorf, Gabriele Basílico y Josep Brangulí así como de otros artistas como Edward Hopper, Giorgio de Chirico, Wolfgang Tillmans o el arquitecto Peter Zumthor.

Las 15 fotografías son un recorrido por el estudio de Joan Miró hecho a través de fragmentos. Captadas con una Sinar F2 de gran formato (10 x 12), la cámara le obliga a trabajar de una determinada manera, exigiéndole ser mucho más preciso en cada toma, lo que también conlleva ser mucho más consciente de aquello que se está fotografiando. Hay una parte de ritual cuando debe meterse debajo de la tela negra para fotografiar, lo que le obliga a una concentración absoluta en algo concreto, es como si el tiempo se detuviera y solo después del revelado del negativo se materializa su mirada fotográfica.

Rif Spanhi

  • Rif Spanhi

Rif Spahni

Por voluntad propia y atraído por la fuerza creativa del taller de Son Boter, Rif Spahni trabajó en 2014 en el proyecto Son Boter. Fotografías, muchas de ellas de detalles y objetos insignificantes pero que en la mirada de fotógrafo se convertían en capturas instantáneas de momentos del pasado donde, por un fugaz instante, volvíamos a ver a Joan Miró trabajando en su estudio.

Ese trabajo marcó la trayectoria de un fotógrafo algo tímido, respetuoso, soñador y extremadamente mediterráneo, con referentes en su trabajo de fotógrafos como Edward Curtis, Fazal Sheikh y Hiroshi Sugimoto, que huye de la inmediatez y que suele trabajar con cámara estenopeica o cámara oscura para recuperar un ritmo más pausado que le obliga a pensar las imágenes antes de la toma y ser más consciente del entorno que le rodea.

Sin proponérselo y sin saberlo, la fuerza telúrica de los personajes que habitan en las paredes de Son Boter y la atmósfera del lugar volvían a su mente. Sabiendo que en los pequeños detalles se encuentra la grandeza de las cosas, Rif ha regresado al lugar para buscar ese detalle, esa conexión con el genio creador de Joan Miró a través huellas y vestigios de sus obras, esta vez, en el suelo del taller.

Las 17 fotografías son obras sobre el olvido, sobre el recuerdo y sobre el tiempo pasado. Una doble inmersión: por un lado, en un mar “mironiano” donde busca experimentar el momento de creación de Joan Miró, de reflexión frente a la obra dejando gotear el pincel, pensando cómo seguir, ese instante que paraliza al artista, dejándose llevar posteriormente por sus emociones, sentimientos e inquietudes; y por otro lado, en las “marcas” o “restos pictóricos” que son más que manchas en el suelo, que consiguen extraordinariamente y tras la detenida observación, revelar energías, movimientos y tiempos del artista.